Benvida/o ó blog do CDR " O Viso"

Benvida, benvido ó blog do Centro de Desenvolvemento Rural "O Viso".................. O que cres é o que creas.

miércoles, 20 de mayo de 2020

E, entre nós, rapamos o rabaño do CDR



Este ano, con todas as anomalías que temos tido pola culpa do maldito coronavirus, acometemos con máis atrevemento que mestría un novo cometido que outros anos viñan facer os especialistas, os rapadores. Con Fran, á cabeza, animando desde había uns días a facelo nós.
Grazas a Eloi, que sabe de todo e que tamén nos fixo unha desmostración e a Alberto, Fran e Toño que queremos seguir aprendendo todos os días, o luns e martes pola tarde rapamos as ovellas. Esta semana xa é moita a calor que fai e si, quedaron ben fresquiñas.
A primeira tarde foi moita novidade: estaba o que lembrabamos de ter visto outros anos ós rapadorres, algún vídeo... Así que estabamos tensos: afacernos á máquina (de 2ª man pero ben xeitosa, por certo), a frustración de facerlle algún corte ás ovellas, a calor, etc. Con todo, soubémolo levar e si, comentamos á tarde seguinte que acabaramos moi cansos. Seguramente máis ffroito do estrés que do traballo físico, que tamen o é.
A tarde do martes xa foi máis sobre rodas; a pequena experiencia do día anterior contribuíu a que se notara unha gran melloría. E si, moi contentos de seguir aprendendo a facer algo de todo; como comentabamos para  alentarnos: mellor saber pouco de moitas cousas que moito de poucas, que parece que é ó que se tende, especializarse moitísimo (que tamén é necesario) pero para a nosa realidade rural (e para unha organización de economía social, como é o CDR) sempre se levou máis e coidamos que segue a ter vixencia o outro modelo.  

viernes, 1 de mayo de 2020

Manolo e Brais son noticia hoxe na Región. Dous cracks que temos en Lodoselo!


Todo un orgullo seguir aparecendo na prensa xente amiga, xente nova, veciños... que neste 1º de maio e todos os días do ano fan do traballo na contorna a principal ferramenta para construírmos un mundo mellor. 



El ave rapaz no pudo superar el daño que le produjo la herida en una de sus alas, aunque varias fueron las personas que trataron de salvarla, entre ellas, dos jóvenes de Lodoselo, en Sarreaus
Esta historia no tiene un final feliz. Sí tiene una parte positiva, y es que cada vez son menos las personas que no detienen su coche al cruzarse con un animal o ave malherida en una carretera o en la vía pública para tratar de auxiliarle. 
Prueba de esto último es el caso de Manuel González, vecino de Lodoselo -Sarreaus-, que no dudó en detener su vehículo para asistir a un imponente búho real -poco común en el entorno- herido de gravedad. "Volvía a casa en mi vehículo cuando me percaté de que estaba en la carretera. Trató de escapar pero no pudo porque tenía un ala rota", recuerda el vecino de Lodoselo. "Se dejó coger bien, pero estaba un poco asustado. Si se ve algo así pues, hombre, siempre intenta uno ayudar", añade. 
Manuel cargó con el ave, de grandes dimensiones -cada una de sus alas tenía una longitud de un metro- y la llevó a un joven cetrero del pueblo: Brais Mellado, de 15 años. "Yo no sabía que hacer. Me acordé de un vecino mío que le gusta mucho este tema de la cetrería y se lo llevé", recuerda Manuel, quien se sorprendió mucho de la presencia de este ave: "Si te digo la verdad yo nunca había visto un búho de estas características por nuestra zona. Fue la primera vez. Era grandísimo", añade.
Brais Mellado que, desde los 10 años de edad, siente adoración por las aves rapaces -lo que le llevó a introducirse en el mundo de la cetrería-atendió al búho real. "Trouxéronmo á finca da casa e eu no momento xa souben que era un búho real. É unha especie bastante rara de atopar por aquí e está bastante amenazada. As aves rapaces están protexidas en toda España porque non hai un grande número de exemplares", explica el adolescente. "Eu como tiña comida para aves rapaces dinlle un pouco. O búho estaba moi delgado. Notábaselle no peito e tiña moita fame, porque ao estar moi asustados non adoitan comer diante dun humano, pero este búho, a diferencia doutros casos, pois comeu", añadió. 
Los jóvenes decidieron llamar al Centro de Recuperación de Fauna de O Alto do Rodicio, sin embargo, al no obtener respuesta -este servicio cierra a las 21,00 horas y eran cerca de las 22,00 horas- optaron por llamar al 112, desde donde se envió a dos voluntarios de Protección Civil de Sarreaus. Los efectivos cobijaron al búho en instalaciones municipales durante toda la noche dentro de una caja de cartón grande al no tener un contacto alternativo de un veterinario de urgencia. "Nos dixeron que a primeira hora da mañá xa irían os do Centro de Recuperación a recollelo. Chamei alí á mañá e me dixeron que o veterinario vería ao búho ao día seguinte", cuenta Brais Mellado. No tuvo buena suerte el Búho de Sarreaus. Pese a que todos los implicados en su rescate: Manuel, Brais y José Ángel Garrido -uno de los efectivos de Protección Civil- querían asistir a la suelta del ave una vez que ésta estuviera recuperada, desde el servicio de prensa de la Consellería de Medio Ambiente aseguraban ayer que, pese a que el ave había llegado viva a las instalaciones de O Rodicio, no se pudo hacer nada por salvarle. Previsiblemente y según cuenta Brais, una descarga eléctrica ocasionó los daños al búho. Un final triste en una historia en la que la solidaridad ciudadana fue la gran protagonista.


martes, 31 de marzo de 2020

"Marzo amola, abril esfola"


Velaquí tres imaxes de hoxe, 31 de marzo que nos enviaron Fran, Alberto e Yedhiel para facernos unha idea desta xornada aí fóra.
E aínda que se di que "entre marzo e abril coa neve o cuco non quere vir" esta nevada colleuno aquí porque nós xa o levamos escoitando desde o venres 27 na Rañada, cara o Covelo e nas Poulas de Monelo... 

 

martes, 24 de marzo de 2020

"A solidariedade é abrumadora" (Juanjo)


El ingeniero industrial Juanjo Pérez, de Lodoselo, (Sarreaus), forma parte del equipo de construcción del centro sanitario de campaña ubicado en Madrid. "Traballamos dende o venres de seguido, coma se fora unha única xornada", dice.

Las instalaciones de Ifema, en la capital española, se transforman estos días, a paso veloz, en un hospital dedicado de forma exclusiva a pacientes de coronavirus. Aunque el pabellón 5 ya se encuentra activo –acoge a lrededor de 200 pacientes–, el equipo de construcción no descansa, y a última hora de hoy espera finalizar la adecuación de las naves 7 y 9. En total el centro contará con 1.300 camas, lo que lo convierte en el hospital más grande del país. 
El ingeniero industrial Juanjo Pérez, de padres de Lodoselo y Sarreaus, forma parte de la elaboración de los planos del proyecto, que arrancó el viernes pasado. "Son xornadas que non teñen fin, é coma se estiverámos nunha xornada dende o venres pasado, que foi o día que comezamos", explica a través del teléfono, en una breve parada del trabajo. Los pabellones 7 y 9 incrementarán en 35.000 metros cuadrados el espacio ya activo de la nave 5. "É algo moi complexo, non tanto pola colocación das camas e do material, senon pola necesidade que teñen todos os pacientes de ventilación mecánica", apunta. El ourensano explica que la mayor dificultad es la colocación de gases medicinales: "Todos os hospitais de Europa e do mundo están ampliando as súas instalacións, e as súas instalacións requiren de cobre, de tomas e de caudalímetro, entón é moi difícil conseguir o material". Doscientos fontaneros trabajaban ayer en Ifema para adecuar el espacio, mientras el equipo espera la llegada de nueva mercancía para completar la obra. 
“ABRUMA A SOLIDARIEDADE"
Desde el inicio del hospital de campaña, el pasado viernes, muchas han sido las donaciones y colaboraciones de entidades, así como ciudadanos. "A solidariedade é abrumadora, a xente o único que quere facer é axudar, sumarse e traballar. O que importa agora é acabar canto antes, e todos o sabemos. Polo de agora non se falou de cartos, ninguén pregunta, o primeiro é o primeiro, do resto xa se falará despois", asegura. 
El ingeniero también destaca la agilidad del equipo de Ifema –"Nós fixemos os planos sanitarios e en nada xa estaba montado, están facendo unha tarefa espectacular"–, y el espíritu de las empresas participantes –"Por exemplo, contamos coa axuda das dúas empresas máis grandes do país de gases mediciñais, nisto non son competencia, están traballando conxuntamente"–. 



“É inaudito"
Juanjo Pérez cuenta con una larga experiencia al frente de proyectos de gestión sanitaria, pero asegura que "é inaudito, non esperas ter que traballar nunha cousa deste tipo". Después de pasar por el CHUO, fue el primer gerente no médico del Hospital Universitario Central de Asturias, y más tarde director de gestión del Hospital de La Paz. En 2014 lideró la creación del hospital de enfermedades infecciosas de Madrid, tras el primer caso de ébola en España. Aún así, nada se parece a la situación actual. "Isto pillounos a todos sen estar preparados, pensabamos que ía ser unha falsa alarma como a gripe A ou mesmo o ébola, estabamos convencidos de que non nos ía tocar, coma no noso, no resto de países", asegura.
Hace semanas, la población veía  de lejos la creación de un hospital en China para atender casos de COVID-19, sin imaginarse que las imágenes se repetirían, pero esta vez en Madrid.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2020/03/25/

«La forma en la que está colaborando todo el mundo en Ifema es un espectáculo»

Juan José Pérez Blanco es el ingeniero ourensano que dirige las obras para montar en el recinto ferial madrileño el mayor hospital de campaña del país

martes, 10 de marzo de 2020

De Lodoselo al Vaticano





El retrato de un limiano, el arzobispo José Rodríguez Carballo, luce desde hace un tiempo en el Palacio de San Carlo, al lado de la residencia del Papa Francisco. Él mismo agradeció la creación a su autor, el vigués Xavier Lemos.
Ciudad del Vaticano. Basílica de San Pedro. Resulta difícil no conmoverse o dejar de admirar la riqueza artística y arquitectónica que rezuma cada esquina del conjunto. Desde hace muy poco tiempo, dos nuevas obras pueden ser contempladas por los millones de visitantes que se acercan hasta este lugar cada año. Se trata de dos retratos realizados por el pintor vigués Xavier Lemos Godoy, y protagonizados por el Papa Francisco y el arzobispo natural de Lodoselo, en Sarreaus, José Rodríguez Carballo, secretario de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica. Las dos se exhiben en dependencias vaticanas.
Fue el propio arzobispo de raíces limianas quien, a través de una misiva remitida la semana pasada a Vigo, agradeció ambas creaciones y dió razón de la localización a su autor. "El retrato del Papa Francisco está ubicado en el Palacio de las Congregaciones, situado en la Plaza de San Pedro, donde puede ser admirado por muchos de los que diariamente frecuentan dicho palacio", explica el religioso. "Mi retrato está expuesto en el Palacio de San Carlo, al lado mismo de la residencia del Papa", continúa, antes de especificar que ambos "están enmarcados con una moldura conforme a los criterios con los que han sido encuadrados otros retratos de papas y autoridades vaticanas". 

viernes, 21 de febrero de 2020

Dicen entre elas falando: "eu non saio polas casas, porque nunhas danme caldo e noutras danme papas".


Entroidando: Que siga a tradición. Momentos para celebrarmos xuntos: colgamento do Meco, actividades no Centro de Inclusión e Casa Niño Lodoselo, no desfile infantil en Xinzo e en Sarreaus.
Pincha na imaxe ou no enlace. 


 http://www.kizoa.es/Editar-Vídeos-Movie-Maker/d312217427kP1103377435o2l1/entroidando-2020

Ven Antroido, ven axiña, con mázcara e barullo, para poder brincar coas mozas e para encher ben o bandullo.

Adeus martes de Antroido, adeus meu amiguiño, ata o domingo de Pascua non comerei máis touciño 

Cacaracá, ponte na pá, Faime un bolo, cómeo todo, deixa un bocado para o martes de Antroido. 

Martes de Antroido, ti has de vir, cuncas e platos han de ruxir.

Cacaracá, ponte na pá, Faime un bolo, non o comas todo, deixa unha miga para o día de Entroido.

Eu quería ó carnaval como un irmán verdadeiro, agora xa non o quero, que me chaman entroideiro. 

Anque lle vimos aquí, non é por facerlle mal, vimos por lle anunciar que estamos no Carnaval. 

¡Vinde nenas! ¡Vinde nenos! Non quero cara de penas e de choros moitos menos.

O Entroido imos festexar: filloas e orellas comeremos a fartar. de disfraces non falemos que eso non faltará.

Adeus martes de Entroido, unto vello e longaniza, escondeivos compañeirois que hoxe é corte de linza.

Aí ven o Entroido, e festa rachada, os nenos na escola faremos foliada.

¡Delgadiña, delgadiña quen te vestíu de gorda, con careta e sen careta a fame ben se che nota.

domingo, 22 de diciembre de 2019


Nesta mañá de domingo, o día da lotaría de Nadal, con todo encharcado polas continuas cicloxéneses explosivas -e aínda cunha delas (Fabien) aquí- nas lameiras da Lama dúas ovellas, unha aña de raza galega e unha ovella latxa estaban de parto.
 Cada unha delas apartárase do rabaño e buscara un sitio. Eu dun lado para outro observando como se apañan e se precisan axuda. E cando xa nacen, premio para as nais (un anaco de pan, coma toda a vida vin); maman os calostros e apáñoos cara o cuberto porque volve chover, aínda que de cando en vez sae o sol.
Despois, coas demais na Rañada puidemos comprobar que a forza do vento destes días deixou aquí as súas pegadas: crebou polas de catiñeiros e mesmo outras que valerían de trabes; tamén arrancou algún que estaba seco.